Ansiedad por mis propios pensamientos

Destacado

¿ Qué te genera este titular: Ansiedad por mis propios pensamientos?¿ Te suena? ¿ Te ha pasado alguna vez? ¿ Conoces a alguien cercano que le ocurra?

Por desgracia es muy frecuente esta problemática, ¿ En qué consiste?

Pensar en algo negativo de forma recurrente y obsesiva acarrea que se active el sistema de activación de alarma del organismo, provocando crisis de ansiedad. Ejemplos de pensamientos negativo: <<mi pareja me va a dejar>><< mi padre se va a morir>> << esto no lo puedo aguantar>> etc

stress-2902537_960_720

¿ Qué podemos hacer para acabar con este circulo vicioso que genera ansiedad?

Te propongo la siguiente tarea, realizar un autoregistro de tus propios pensamientos:

En el tendrás que especificar: día/ mes / año, acontecimiento que lo desencadena, la interpretación que le das al propio acontecimiento, la reacción emocional que tienes a él, la nueva interpretación positiva de cambio que le das al mismo, y la nueva reacción que te genera ese cambio de pensamiento positivo.

Por ejemplo:

Día 20/1/2018

Acontecimiento: <<miedo a la rutina en pareja>>

Interpretación o pensamiento negativo: <<No quiero acabar como otras parejas en rutina y que se acabe nuestra relación>>.

Reacción: <<miedo, agobio>>.

Nueva interpretación o nuevo pensamiento ( positivo): <<el hecho de pensar en esta idea, no quiere decir que se cumpla. Si fuese así pensar en algo positivo como que me toque la lotería se cumpliría. Pero claro,siempre las cosas negativas son las que nos genera ansiedad>>.

Nueva reacción: <<algo de tranquilidad>>.

¿ Cual es el objetivo de registrar estos pensamientos?

El objetivo es poder conocer el funcionamiento y la frecuencia de nuestros pensamientos para poder intervenir en ellos de manera personalizada. Esta evaluación de pensamiento se realiza en las consultas psicológicas. Dónde pedimos a nuestro paciente su implicación y compromiso en el mismo, para poder posteriormente realizar un tratamiento personalizado y acabar con esta situación de ansiedad.

autoregistro

TDAH ( Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad)

Destacado

¿QUÉ ES EL TDAH?

 niños

Conociendo un poco la historia del TDAH, podemos definir este trastorno como un “patrón constante de inhibición de respuestas, dificultad para mantener la atención e hiperactividad”.

Se manifiesta por primera vez en la infancia pero es un trastorno crónico, es decir, que permanece a lo largo de la vida. Los síntomas atencionales persisten en la adolescencia y la edad adulta mientras que la sintomatología hiperactiva-impulsiva disminuye o modifica sus manifestaciones.

Es más frecuente en varones (9%) que en niñas (3,3%). El ratio niño:niña es de 4:1 para el tipo hiperactivo-impulsivo y 2:1 para el tipo inatento.

Estos niños/as suelen adoptar un patrón de conducta que no se corresponde con el característico de su edad ni tampoco con su grado de desarrollo e inteligencia.

Se admite que el TDAH “puro” es algo muy infrecuente, estimándose la comorbilidad en más de 60%. Esto quiere decir que este trastorno casi siempre va a estar “acompañado” por otros, tales como el trastorno negativista desafiante (TND), el trastorno disocial (TD), los trastornos de ansiedad (TAG, TOC, fobias…), la depresión y los trastornos de aprendizaje. Tener en cuenta esta realidad clínica es de suma importancia, no solo para el tratamiento farmacológico, sino también para la intervención psicológica y psicosocial.

 

LOS SÍNTOMAS DE INATENCIÓN.

1- A menudo no presta la debida atención a los detalles o, por descuido, comete errores en las tareas de la escuela, el trabajo y otras actividades.

2- Tiene problemas para concentrarse en las tareas o en los juegos.

3- Parece que no escucha cuando se le habla directamente.

4- A menudo no sigue las instrucciones y no termina las tareas de la escuela, los quehaceres o cualquier otra responsabilidad en el trabajo (no por conducta oposicional o por no entender las instrucciones).

5- A menudo evita, rechaza o se niega a hacer cosas que requieren mucho esfuerzo mental por mucho tiempo (como tareas escolares o quehaceres de la casa).

6- Con frecuencia pierde las cosas que necesita para hacer ciertas tareas o actividades (p. ej. juguetes, trabajos escolares, lápices, libros, o herramientas).

7- Se distrae con frecuencia.

8- Tiende a ser olvidadizo en la vida diaria.

LOS SÍNTOMAS DE LA HIPERACTIVIDAD

1- No deja de mover las manos ni los pies mientras está sentado.

2- Con frecuencia se levanta de la silla cuando se quiere que permanezca sentado.

3- A menudo corre o trepa en lugares y en momentos inoportunos (es posible que los adultos y adolescentes se sientan muy inquietos).

4- Tiene problemas para jugar o disfrutar tranquilamente de las actividades de recreación.

5- A menudo, «está en constante movimiento” o parece que tuviera “un motor en los pies”.

6- Habla demasiado.

LOS SÍNTOMAS DE LA IMPULSIVIDAD

1- Suele contestar antes de que se le haya terminado de formular la pregunta.

2- Le cuesta esperar su turno.

3- A menudo interrumpe al que esté hablando o se entromete (por ejemplo, en una conversación o juego).

CRITERIOS DIAGNÓSTICOS (DSM-IV-TR)

Un buen diagnóstico será fundamental para que padres y maestros acompañen al niño con TDAH e intenten evitar la aparición de los problemas asociados a este tipo de trastorno.

Para que un niño/a sea diagnosticado con TDAH deben cumplirse todos y cada uno de los criterios diagnósticos que aparecen a continuación:

1- Seis o más de los síntomas de desatención han persistido por lo menos durante 6 meses con una intensidad que es desadaptativa e incoherente en relación con el nivel de desarrollo.

2- Seis o más de los síntomas de hiperactividad-impulsividad han persistido por lo menos durante 6 meses con una intensidad que es desadaptativa e incoherente en relación con el nivel de desarrollo.

3Algunos síntomas de hiperactividad-impulsividad o de desatención deben de estar presentes antes de los 7 años de edad.

4- Algunas alteraciones provocadas por los síntomas se presentan en dos o más ambientes (por ej. en la escuela o en el trabajo y en casa).

5- Deben existir pruebas claras de un deterioro clínicamente significativo de la actividad social, académica o laboral.

6- Los síntomas no aparecen exclusivamente en el transcurso de un trastorno generalizado del desarrollo, esquizofrenia u otro trastorno psicótico y no se explican mejor por la presencia de otro trastorno mental (p.ej. trastorno del estado de ánimo, trastorno de ansiedad, trastorno disociativo o a un trastorno de la personalidad).

 LAS CAUSAS DEL TDAH

El origen del TDAH es múltiple y variado. A continuación aparecen las causas más importantes:

 – Genes de proteínas que controlan la circulación de la DA en la sinapsis. Los receptores de la DA alejan la sustancia mensajera del espacio sináptico para que esta no pueda adherirse a los receptores de DA de la célula postsináptica ni propagar los impulsos nerviosos. Estos genes alterados (según diversos trabajos realizados) son consecuencia de varios factores hereditarios.

– Variaciones de los genes para el receptor “DRD-4” y el transportador “DAT-1”. Estas personas muestran un transporte retrógrado muy rápido de DA o bien una comunicación muy débil entre la DA y sus receptores.

– Regulación anómala del metabolismo de la DA, que determina errores en el            procesamiento de la información neuronal. A través de tomografía por emisión de positrones (TEP) se ha comprobado como el metabolismo cerebral de la glucosa en niños y adultos con TDAH presentan alteraciones metabólicas en la corteza premotora y frontal superior.

– Alteraciones en diversas regiones que provocan un menor volumen y anomalías en su perfusión y actividad eléctrica. Estas áreas son: el lóbulo frontal, el parietal, las áreas corticales (responsables del movimiento), la corteza motora, el cuerpo estriado y el cerebelo.

El cerebro de las personas afectadas, aparte de pequeño, parece funcionar y organizarse de forma distinta. Los hallazgos orgánicos podrían explicar los trastornos de conducta observados y no constituir una secuela de éstos, como alguna vez se ha sospechado.

– El TDAH posee una innegable base neurobiológica. A pesar del consenso en la comunidad científica acerca del sustrato biológico de este trastorno, hasta ahora no existen marcadores clínicos y de laboratorio que puedan identificarlo claramente.

– Aumento de receptores de DA versus disminución de receptores de DA.

Algunos estudios de TEP han encontrado un aumento en el número de receptores de DA en los niños con TDAH; sin embargo, otros estudios creen que la disminución de receptores de DA es lo que provoca el TDAH. En estos momentos se estudia si el número de receptores influye en los pacientes con TDAH. Lo que si sabemos y podemos decir es que la hipótesis de un aumento de los receptores de DA no fue significativa pero sí lo es la de un menor número de receptores de DA.

Por ello debemos esperar a próximas investigaciones para comprobar el grado de implicación que tienen estos receptores en la génesis de este trastorno. 

– Otra posible causa son los factores hereditarios (80% aprox.).Investigaciones realizadas con gemelos (univitelinos y bivitelinos) comprobaron que los genes tienen un papel importante en la etiología del TDAH.

– El reforzamiento por parte de los padres hacia los hijos puede ser un factor desencadenante en este tipo de trastorno, por eso lo mejor es no prestar demasiada atención a la conducta anómala de los niños y apartar a un lado esas acciones que pueden compensar a la conducta.

A los niños que tienen este trastorno no les gusta hacer esperas largas para obtener un reforzador, así que da igual lo magnifico que sea el reforzador, ya que prefieren un reforzador de menor valor obtenido en menos tiempo que un reforzador de mas valor y que tengan que esperar largo rato. A esto se le llama “gradiente pronunciado” o “pronunciada inclinación del gradiente de refuerzo”. Esto puede ser una manera de  fomentar la desatención en las tareas escolares, la impulsividad e hiperactividad.

– Los traumatismos en la etapa prenatal también podrían aumentar la prevalencia de este trastorno. Otros factores identificados que pueden causar potenciales daños cerebrales, lo que a su vez puede desencadenar el TDAH son el hábito de fumar o el alcoholismo en la madre y un bajo peso en el momento del nacimiento ( menor de 2 500g ).

 

PELIGROSO CÍRCULO VICIOSO

Tal y como se ha explicado en el apartado anterior, el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad depende de muchos factores y cuando se potencian entre ellos es más probable que aparezca el trastorno que cuando sólo se da una de las causas.

Las distintas combinaciones de genes, las regulaciones anómalas de la dopamina y el aumento de los receptores de la misma, además de las alteraciones en algunas áreas cerebrales, la herencia (genes, predisposición genética) la prematuridad extrema, los malos tratos, el elevado consumo de alcohol y nicotina por parte de las madres, etc. aumentan el riesgo de sufrir TDAH.

Todo lo que hemos comentado hasta ahora nos muestra como la influencia del medio y nuestra propia biología provocan el peligroso círculo vicioso que hemos descrito.

TERAPIA PSICOLÓGICA

En el caso de las personas que tienen TDAH no solo se lleva a cabo un tratamiento farmacológico sino que es necesario al mismo tiempo el psicológico.

En primer lugar se llevaría a cabo una intervención con el niño/a afectado/a. A través de estas intervenciones cognitivo-conductuales se pretende mejorar los siguientes aspectos.

  • El aprendizaje académico.
  • Hacer al niño o niña competente en el ámbito social/conductual.
  • Incrementar en el paciente expectativas de autoeficacia, ya que los niños que padecen este trastorno tienen baja autoestima y no se ven capaces de hacer algo bien.

En segundo lugar se llevaría a cabo una intervención con los padres, cuyo objetivo es mejorar las relaciones familiares con sus hijos y disminuir las expectativas negativas ya que tienden a pensar que los niños no van a mejorar.

Y en tercer y último lugar llevaríamos una intervención en la escuela. Esta es muy importante porque los objetivos que se pretenden son varios como por ejemplo, modificar el comportamiento del niño en clase y mejorar su rendimiento académico y las relaciones con sus iguales, ya que son niños que a menudo son rechazados por sus compañeros.

Para que esta intervención surta efecto es muy importante la implicación activa por parte del profesorado.

Cómo la terapia online ayuda a solucionar los problemas de ansiedad.

La ansiedad es un trastorno y en ocasiones un síntoma de otros trastornos. Es muy típico y coloquial escuchar a familiares, amigos, conocidos frases del tipo: “estas ansioso”, “estoy malo de los nervios”, “qué angustia me da todo”, “me da miedo esta situación y me pongo ansioso”, “he tenido ataques de ansiedad”, “sentía el corazón que no paraba de latir” …

Tan coloquial es la ansiedad, que ha llevado a usar de manera inadecuado fármacos sin receta médica en muchos casos. Quién no ha escuchado a un familiar decir frases del tipo:

“Tómate esta pastilla para los nervios, que a mi me va genial cuando estoy así”.

Este fenómeno lo veo mucho en consulta incluso con el insomnio, ya que el insomnio y la ansiedad están muy relacionados. Estoy nervioso y por tanto, no puedo relajarme y conciliar el sueño.

La ventaja de la terapia online ante estas situaciones, es la privacidad y el anonimato. Actualmente, sigue el estereotipo dañino: “ir al psicólogo es cosa de locos”. Ante esta frase que te dice tu propio familiar o amigo, prefieres tratarte esa ansiedad con sus pastillas o yendo al médico de cabecera (que te las va a recetar cuando escuche, varios síntomas característicos de dicha sintomatología).

Después el psicólogo te tendrá que ayudar a eliminar esa adicción, y tendrá que trabajar dos problemas: la ansiedad y la adicción a esos fármacos.

Es por ello, que la terapia online ofrece ese anonimato, que no te facilita de forma presencial ir al psicólogo de tu barrio.  No sólo eso, muchas personas tienen miedo de salir de casa, y desgraciadamente el Covid-19, lo ha incrementado. Para las primeras sesiones poder ayudar a esas personas que en algunos casos tienen miedo a salir de casa, miedo a relacionarse con los demás, y necesitan estar acompañadas para hacer un simple recado. Es fundamental, la terapia online como primera toma de contacto.

El covid-19 ha permitido que los psicólogos ayudemos de está manera, y esta modalidad ha llegado para quedarse. Ya que cada vez, son más los profesionales de este ámbito los que se dedican a trabajar telemáticamente.  En pandemia todos nos hemos tenido que adaptar a las circunstancias, incluido los niños haciendo sus deberes.

¿Cómo te va ayudar la terapia online?

1º Lo primero es que te va ayudar de la misma manera que de la forma tradicional cara a cara, ya que a través de la pantalla también existe ese acercamiento; además de mayor comodidad, estas en tu casa, oficina, segunda residencia., etc. Creando un clima de mayor paz y comodidad para hablar.

Cómo ves es muy sencillo, sólo necesitas buena conexión de internet desde cualquier dispositivo, móvil, tablet, ordenador, iPad.

2º Vas a rellenar los mismos documentos que de la forma presencial (consentimiento informado, prestación de servicio) y lo podrás leer pausadamente en casa.  El psicólogo te lo envía y lo reenvías. Así de fácil y cómodo.

3º Realizáis las sesiones semanales que acordáis, de una hora. Conforme vas mejorando esas sesiones de seguimiento serán quincenales y mensuales hasta el alta.

Las terapias que se realizan en ansiedad para adultos o niños son super compatibles para realizar de manera telemática. De hecho, en las primeras sesiones, conocemos el motivo de consulta, y comenzamos a rellenar la historia clínica. En las siguientes sesiones, vamos a evaluar al niño o adulto, mediante cuestionarios o tests para conocerlo más en profundidad; y así diseñar la intervención que vamos a llevar a cabo. En dicha intervención, se organizará tareas para casa.

El psicólogo te enviará tareas para casa, ya que es muy importante la implicación, yo siempre pongo de ejemplo que si vas al nutricionista te mandará una dieta que deberás seguir e implicarte. Aquí igual, vamos a dar pautas saludables para mejorar esa ansiedad y vamos a exponernos a ella, poco a poco y gradualmente. Lo importante es querer cambiar, el resto se consigue más tarde o temprano, pero con ganas y motivación hacia el cambio.

 Cómo ves, un psicólogo es super necesario para diversos problemas emocionales, pero para la ansiedad es fundamental. La cantidad de personas que dejarían estos fármacos: el escitalopram (Lexapro), la duloxetina (Cymbalta), la venlafaxina (Effexor XR) y la paroxetina (Paxil, Pexeva), etc ¿Te suenan, ¿verdad? Son super conocidos en la calle. La dependencia o la adicción de éstos es enorme.

Nuestro equipo de psicólogos te va ayudar a ello, adaptándose a ti y a tu personalidad. Recuerda, no eres el primero ni el último que sufre la dichosa ansiedad. Estamos acostumbrados, a tratarte con el mayor respeto y profesionalidad que necesitas.

No tienes que temer a nada, estás en casa o en tu rinconcito de paz, para tranquilizarte y ayudarte a salir de ese bucle silencioso y temeroso.

Cada persona es única, por eso diseñamos una intervención personalizada para ti, escuchando tus necesidades, tus miedos, tus puntos fuertes. Para que nunca tengas que volver a recurrir a los fármacos, al aislamiento social, al miedo, etc.  No estás solo/a te ayudamos con todas las garantías profesionales que nuestro centro dispone para ti.

Muchas de las intervenciones que realizamos van en la línea de:

  • Entrenamiento en relajación y control de la activación corporal.
  • Técnicas cognitivas para el control y neutralización de las preocupaciones.
  • Exposición controlada y gradual a situaciones temidas.
  • Gestión emocional de las situaciones que generan ansiedad.
  • Técnicas de resolución de problemas ansiosos.

Todas estas intervenciones diseñadas para ti, acorde a tu personalidad, tiempo y dedicación para el cambio. Recuerda, te ayudamos dándote herramientas y apoyo.  Adáptanos a tu horario y disponibilidad.

¿Cómo se si tengo ansiedad? ¿Cómo se si mi hijo/a la sufre?

La ansiedad es una reacción humana natural, y lo que el cuerpo hace es prepararte para defenderte de algo (un miedo, un peligro, una situación novedosa, etc).

 ¿Cuándo esa situación normal hace que la ansiedad sana se vuelva patológica? Cuando nos limitan en el trabajo, en casa, en nuestras relaciones sociales, en el colegio; es decir, la ansiedad hace que las situaciones del día a día no se puedan resolver con la normalidad que deberían.

Las manifestaciones en niños y en adultos son similares, pero no son iguales. Depende mucho evidentemente de la edad mental y su razonamiento. Además de la historia de vida del mismo.

Muchas manifestaciones en niños son del tipo: dolores de barriga, dolores de cabeza, diversos miedos, aislamiento social, fatiga, etc.

Por otro lado, en adultos son:  palpitaciones, sensación de ahogo, cambios en la ingesta de alimentos, molestias estomacales, nerviosismo, inquietud, agitación, tensión muscular, cansancio, fatiga, preocupación excesiva, miedo, sensación de angustia, dificultad para tomar decisiones.

Existen diversos tipos de trastornos de ansiedad que van desde: un simple miedo ( fobia específica), fobia o miedo a estar con gente ( fobia social), miedo a los espacios abiertos ( por ejemplo: centros comerciales), miedo a los espacios cerrados ( por ejemplo: ascensores), miedo a la separación ( es muy típico en niños que temen separarse de sus padres y también en adultos), todo tipo de fobias ( animales, sangre, ..), preocupación excesiva por todo (afectando al sueño, a la comida, a la atención, etc.)

En resumidas cuentas, las ventajas de la terapia online para tratar la ansiedad son:

1.- Ofrece un entorno de confianza.

2.- Te ayuda a reconocer y modificar creencias erróneas o limitadoras.

3.- Te ayuda a vivir en armonía contigo y con los demás.

4.- Facilita el seguimiento terapéutico en cualquier lugar, y con más anonimato que ir al psicólogo de tu ciudad.

5.- Te permite diseñar un trabajo personalizado a tus miedos.

6.-Ofrece herramientas necesarias para que tu situación temida resulte más llevadera.

7.- Permite ahorrar tiempo.

8.-Tiene la misma eficacia que la terapia presencial, ya que los pasos a seguir son los mismos.

9.-Ayuda a gestionar la ansiedad mejor en el caso de la agorafobia.

10.-Puede ayudar a gestionar mejor los problemas relacionales o familiares.

11.- Nadie de tu entorno, tiene porque enterarse que vas al psicólogo.

12.- Puedes realizar las sesiones desde el extranjero, sin desplazarte.

13.- Favorece el anonimato y la discreción.

14.- Se adapta a tu horario, siendo un horario flexible a tu disponibilidad.

15.- Permite un seguimiento continuo y adaptado a tus necesidades.

16.- Puedes seleccionar el profesional concreto que quieres que te ayude.

17.- Confidencialidad de la privacidad y garantías legales en la protección de datos.

Recuerda ponte en contacto conmigo y podemos ayudarte a acabar con tu ansiedad.

¿Qué son las obsesiones? ¿Cómo surgen?

Las obsesiones son ideas recurrentes e intrusas que surgen de manera automática e involuntaria.

La persona que tiene obsesiones lucha contra esos pensamientos, que surgen en contra de su propia voluntad, a pesar de ser consciente de que son producto de su mente.

El sentimiento de culpabilidad en las personas obsesivas es muy frecuente, ya que ideas del tipo:

  • ¡Ojalá se muera mi prima! Lleva a la persona a pensar: ¿Cómo he podido pensar y desear esto? ¿No será que la quiero matar?
  • Me ha salido una manchita en la piel. El médico me ha dicho que no tengo nada. ¿Tendré cáncer? ¿Se habrá confundido? ¿Es un gran profesional no se puede confundir? ¿Cómo puedo pensar esto?

La secuencia funcional de los distintos elementos que conforman un posible trastorno obsesivo compulsivo (TOC) es la siguiente:

1 Situación disparadora 2. Obsesión 3. Evaluación de la obsesión 4. Malestar 5.Ritual o conducta liberadora de la ansiedad 6.Alivio.

Vamos a poner un ejemplo:

1.- Situación disparadora: tirar la basura.

2.- Obsesión: mano infectada, riesgo de vida.

3.- Evaluación de la obsesión: riesgo de enfermedad.

4.- Malestar: angustia y ansiedad.

5.- Ritual o conducta liberadora de la ansiedad: Limpiar en profundidad la mano.

6.- Alivio: reduce la ansiedad. Este punto se conoce como la “trampa de la ansiedad”, ya que, el simple hecho de experimentar alivio, hace que se convierta en un círculo vicioso generando un trastorno en obsesivo compulsivo.

Los principales tipos de Trastornos Obsesivos Compulsivos son los que:

1.- Se lavan o limpian.

2.- Comprueban.

3.- Ordenan.

4.- Repiten.

5.- Acumulan.

6.- Se aseguran de no hacer daño.

7.- Comprueban mentalmente.

8.- Repiten mentalmente.

9.-Buscan simetría.

10.-Realizan acciones mentalmente.

11.-Intentan responder a dudas filosóficas.

12.- Intentan comprobar que no son engañados.

Estos son algunos ejemplos pero hay infinidad, lo característico de todos ellos, es la presencia de una idea obsesiva recurrente que es molesta en su día a día, afectándole en el trabajo, hogar, relaciones personales, etc.

El tratamiento para dicho trastorno, sería un tratamiento basado en la exposición con prevención de respuesta y para aumentar dicha eficacia, acompañarlo de terapia cognitiva.

¿En qué consiste la terapia de exposición con prevención de respuesta?

Es una técnica que como su nombre indica, el paciente tiene que exponerse de manera gradual, a la situación temida eliminando los rituales (de ahí lo de la prevención de respuesta). Pongamos ejemplos:

  • Sergio cada vez que coge el coche se para a lo lejos, para mirar por el retrovisor por si ha atropellado a alguien. El reconoce que no ha atropellado a nadie pero se lo cuestiona de forma obsesiva. El ritual es pararse, por tanto la técnica de exposición con prevención de respuesta, estaría enfocada a la exposición para poco a poco mitigar esa ansiedad eliminado el ritual de pararse y mirar por el retrovisor.
  • Ana vive obsesionada con el temor de la idea que le pasa siempre por su cabeza: no querer a su marido. Ella es consciente de que lo quiere, pero está obsesionada sobre esa cuestión: “¿quiero a mi marido?”

La terapia de exposición consistiría en la exposición de dicho pensamiento grabándose repitiendo esa idea para aprender a manejar la ansiedad que le genera ese pensamiento y eliminar rituales voluntarios del tipo: “claro que lo quiero, etc.” El objetivo consiste en habituarse a ese pensamiento para que desaparezca mitigando la ansiedad que le genera.

¿En qué consiste la terapia cognitiva?

La terapia cognitiva consiste en cuestionar determinadas ideas irracionales mediante una discusión cognitiva o diálogo socrático. Para que sea eficaz, debe usarse posteriormente a la exposición, o al comienzo en aquellos casos en los que el paciente evita exponerse.

Para los TOC la técnica eficaz es la exposición con prevención de respuesta. Es por ello, que siempre tiene que estar presente en su rehabilitación psicológica. Una cuestión importante es que si el paciente también depresión, se tendrá que intervenir primero en la depresión para que luego se use la exposición, ya que diversas investigaciones establecen que usar la exposición con prevención de respuesta en personas deprimidas no tiene un efecto terapéutico eficaz.

Para finalizar, comentaros que las obsesiones pueden aparecer desde la infancia.

El TOC que se da en los niños es muy similar al de los adultos. Las compulsiones surgen antes que las propias obsesiones, la explicación que se da es que las obsesiones son todavía muy difusas y poco explicativas para los propios niños. Se da con más prevalencia en niños que en niñas, conforme van creciendo la prevalencia del trastorno es igual en hombres y en mujeres.quiz_para_saber_si_tienes_un_toc

¿Cómo puedo ayudar a mi familiar a salir de una secta?

A lo largo de la historia han ocurrido numerosos acontecimientos trágicos  promovidos por sectas coercitivas.

Es  relevante  que en épocas de crisis aumente el número de personas que se introducen en las sectas, porque las personas afectadas se vuelven   más vulnerables por la incertidumbre que les envuelve. En tales circunstancias aumenta su predisposición a dejarse llevar por soluciones mágicas que prometen aliviar su malestar y les crean la expectativa de que con ellos encontraran la paz y la felicidad.

Existen variedad de grupos abusivos, que van desde el campo de las filosofías orientales, pasando por doctrinas neo-cristianas e incluso a grupos más amplios del campo esotérico, político, etc.

Características de los adeptos a las sectas:

  • Características sociodemográficas: clase media o media alta. En la misma proporción hombres que mujeres. Diversos estudios han demostrado que el rango edad es muy amplio desde adolescentes hasta adultos (Almendros, Rodríguez- Carballeira, Carrobles y Gámez-Guadiz, 2009).
  • Características psicológicas: diversas variables psicológicas que hacen vulnerable a la persona como: idealismo, búsqueda de espiritualidad, baja autoestima, depresión, inmadurez afectiva, inseguridad, dependencia, dificultades en habilidades sociales, ingenuidad, baja tolerancia a la ambigüedad.
  • Acontecimientos vitales estresantes: ruptura de parejas, duelos, enfermedad, desempleo, etc.

¿Cómo se introduce una persona en una secta? ¿Cuáles son las etapas de inserción?

A continuación se detalla las fases descritas en Rodríguez-Carballeira (1992):

  1. Fase de atracción-seducción: El grupo abusivo cuida mucho su primera impresión hacia el nuevo miembro. Se presentan como personas entusiastas que luchan por un ideal, hacen sentir al nuevo miembro como especial, querido, comprendido y protegido. Barón (2000) llama a este hecho ablandamiento, ya que  hacen vulnerable a la persona  generándole estrés para que así se “ablande” y quiera entrar en el grupo donde va a ser ayudado. Se promueve que se vaya aislando de su familia y allegados, ya que ellos no le entienden. Insistiendo que es único y especial.
  1. Fase de captación: el nuevo miembro debe aceptar las normas del grupo y realizar los comportamientos propios de las creencias grupales
  2. Fase de conversión: el nuevo miembro debe de acatar las normas de forma privada, normas del tipo: código de vestimenta, celebración de rituales, cambio de nombre, etc.
  3. Adoctrinamiento: el nuevo miembro ya puede captar nuevos adeptos, ya que en este punto se han cortado las relaciones familiares y antiguas amistades. En esta fase, el nuevo miembro realiza importantes donaciones al grupo.

Cuando la familia descubre que uno de sus miembros ha sido captado por una secta lo afronta siguiendo una serie de etapas que Goldberg y Bill Goldberg (1989) las califica de esta manera:

  1. Ignorancia o negación: esta fase puede durar meses o incluso años.  En ocasiones atribuyen el cambio de actitud a la edad o simplemente restan importancia a los cambios que está teniendo esa persona.
  2. Reconocimiento: los familiares comienza a notar que la relación se enfría y es más distante. Aparecen perdidas de dinero, ven como la comunicación verbal y no verbal de la persona cambia,  además de su forma de vestirse o relacionarse, aparecen mentiras, ocultaciones, etc.
  3. Exploración: surgen en los familiares sentimiento de culpa o de vergüenza y la familia comienza a informarse por diversas fuentes (Langone, 1985): lecturas de libros, artículos, noticias… sobre la propia secta; se acerca a expertos en dicha materia; habla con ex miembros del propio grupo sectario, etc.
  4. Acción: Esta fase es muy dura porque la pueden percibir con alto riesgo de fracaso, por la posibilidad de  perder el contacto con su familiar. Trataran  de que  reconsidere el abandono de  la secta.

 

Recomendamos a estas familias:

–Implicación para ganarse la confianza del afectado.

– Contar con la ayuda de especialistas psicólogos, y a veces, de abogados (según la necesidad del caso).

–Es un proceso lento y doloroso, con recaídas y retrocesos. Por ello no hay que  perder la esperanza. Debemos conocer las causas por las que la persona quedó enganchada a la secta.

– El afectado debe ir poco a poco reconociendo al grupo como una secta, pero ha de hacerlo por sí mismo.

–Escucharle y no coaccionarle. Mantenga una postura abierta al diálogo.

-No avergonzarse de su familiar, las personas que caen en las sectas es porque están pasando por una etapa de vulnerabilidad.

– Ofrecer  amor incondicional al afectado, no culpabilizar.

– No agobiar al afectado con muchas preguntas, debemos ganarnos su confianza, mantener una escucha empática sin reproches.

– Intentar conocer que es lo positivo del grupo, para analizar qué es lo que le atrajo, y poder poco a poco ir desmontado la idea perfecta de ese grupo.

– No darle dinero de manera injustificada.

 

En resumen:

  • Recomendamos a los familiares que traten de mantener el mayor contacto posible con la persona. Que traten de mostrarle afecto, para que sea más fácil poder pasar a la acción y reconsidere el permanecer en la propia secta.
  • Es necesario escuchar a la persona sin juicios de valor, para poder negociar con él su participación en dicho grupo abusivo.
  • Los familiares deben entrenarse en la escucha activa y en la solución de conflictos; además de aprender a manejar emociones y autocontrol.
  • Contar con la ayuda de profesionales cualificados en esta temática (psicólogos, abogados).

 

cadenas

El pensamiento de un depresivo

Para adentrarnos en el pensamiento de un depresivo, primero vamos a analizar la siguiente situación:

«Imagínate que ves una pareja de jóvenes enamorados besándose en un banco románticamente. Distintas personas que pasan por allí experimentan diferentes reacciones emocionales (felicidad, tristeza, añoranza, vergüenza…)»

¿ Por qué provoca una misma situación diferentes reacciones emocionales en diferentes personas? ¿ A qué se debe?

Se debe a la interpretación diferente de lo que han visto, es decir cuando experimentas una determinada emoción por una situación, tu pensamiento es lo que provoca las diferentes reacciones emocionales ante una misma realidad.

Muchas personas piensan que es su emoción ( felicidad, tristeza…) lo que provoca su pensamiento. Y es todo lo contrario. En psicoterapia, trabajamos mediante la terapia cognitiva el cambio de pensamiento, para conseguir un cambio emocional en buena dirección.

El pensamiento depresivo se caracteriza por lo siguiente:

  1. Pensamientos automáticos, creíbles y enfáticos. No dudas de tu pensamiento y surge con más fuerza. Estos pensamientos pueden surgir en forma de imágenes recurrentes o palabras aisladas repetitivas.
  2. Visión oscura, y distorsionada del mundo.
  3. Razonamientos no lógicos, los principales errores de razonamiento que comenten son:

– Focalizar en lo negativo.

– Personalización:   consideran que son responsables al 100% de todos los hechos,               aunque no hayan intervenido.

– Pensamiento todo o nada: blanco o negro, pero no existe el gris. Amor- Odio, no                 existe el cariño. Bueno-Malo, no existe la opción de regular.

– Generalización: por ejemplo: » soy un desastre». Se califica así para todas las                       situaciones.

– Sacar conclusiones sin datos.

– Excesivo uso de expresiones debería/tengo que.

Si te sientes identificado con lo que te estoy explicando, te aconsejo que registres tus pensamientos diarios:

 

Fecha ¿Dónde ocurrió? ¿Con quién? ¿Qué ocurrió? Detalla la situación. ¿Qué emoción?¿Qué sentías?

¿ Estabas feliz, triste…?

¿Qué pensaste, qué paso por tu cabeza para sentir eso? ¿Qué hiciste?

 

El objetivo del registro es para que discutas contigo mismo, y conozcas los pensamientos que están debajo de todas tus emociones. Parece sencillo, lo cierto es que muchas personas sienten angustia, dificultad para dormir, ganas de vomitar, etc .

El motivo está en tu pensamiento, en tu entramado cognitivo. Es muy importante que conozcas todo aquello que pasa por tu mente, que hace que te sientas así.  Porque ante una misma situación cada uno de nosotros sentimos cosas diferentes, y lo expresamos de diferentes formas ( no dormir, llanto, euforia, calvas, problemas intestinales, miedos, etc)

Recuerda esta frase:

«No hay peor esclavo que el pensamiento». Así que cambia tus pensamientos y cambiarás tu emoción.

descarga

 

 

Los miedos que generan los ataques de ansiedad.

Actualmente, es alta la prevalencia de ataques de ansiedad. Dichos ataques, llevan consigo una serie de pensamientos automáticos disfuncionales provocando en él que lo sufre, un excesivo miedo de que se vuelva a repetir.

A continuación, vamos a desglosar cada uno de esos miedos:

1.- Miedo a tener un ataque al corazón: 

Para empezar tienes que olvidar este mito, ya que está comprobado que un ataque de ansiedad jamás te provocará un infarto ¿ Por qué? Para que se produzca un infarto debe existir tales problemas como: lesión grave en arterias, dieta incorrecta, sobrepeso, excesivo consumo de sustancias, antecedentes familiares….

Cuando estamos sufriendo un ataque de ansiedad, nuestro corazón bombea muy deprisa como si fuésemos a correr. El motivo,  para enviar oxígeno a nuestros tejidos y músculos.

2.- Miedo a sufrir un desmayo.

Las personas que sufren ansiedad y se desmayan son normalmente hipotensas, si eres hipertensa no tengas miedo a desmayarte porque no te ocurrirá. La explicación es muy sencilla,  fisiológicamente el desmayo es a causa de la poca presión arterial ( poco oxígeno en las venas y arterias)al no llegar suficiente oxígeno al cerebro se produce el desmayo.

3.- Miedo a volverse loco o perder el control.

Otro mito, los ataques de ansiedad nunca van a ser la consecuencia  de un trastorno mental.

Olvida esta creencia, los ataques de ansiedad se acompañan de sensaciones  y percepciones angustiosas pero nunca, va a causar consecuencias  negativas a tu alrededor y mucho menos provocarte una enfermedad mental.

4.- Miedo a asfixiarse o ahogarse.

Nunca te vas a asfixiar, porque durante un ataque de ansiedad estás hiperventilando (aumenta el oxígeno en sangre) y para que te asfixies, tiene que disminuir el nivel de oxígeno.

5.- Miedo al miedo.

Cuando se han sufrido varios ataques de ansiedad es normal desarrollar el miedo al miedo, es decir miedo a sufrir otro ataque.

El tratamiento más efectivo para todos nuestros miedos es enfrentarnos a ellos poco y recuerda, los ataques de ansiedad comienza por diversos factores. Lo prioritario, es conocer cuáles son los motivos principales y diseñar una estrategia de intervención personalizada.

anxiety-2019928_960_720

 

 

Autocontrol emocional mediante la respiración profunda.

Cuando se le pregunta a la gente si es consciente sobre cómo respiran, te miran con cara rara. Parece una pregunta obvia pero no lo es, todos respiramos de forma inconsciente, pero sólo nos asustamos de nuestra respiración cuando algo falla en nuestro organismo. Por ejemplo: cuando estamos ansiosos nuestra respiración se vuelve más agitada, ya que estamos hiperventilando, es decir expulsamos de forma rápida y agitada oxígeno. Provocando que no haya un equilibrio en nuestro organismo de oxígeno y dióxido de carbono.

La respiración profunda es un método de autocontrol, que se usa en diferentes disciplinas como: yoga, meditación, artes marciales; además dicho método ha sido respaldado científicamente.

Dicho método, produce efectos fisiológicos tan beneficiosos como los provocados por la relajación. Siendo muy recomendable para aquellos pacientes que sufren de ansiedad, donde aparece la hiperventilación.

¿ Cómo practicar la respiración consciente?

1.- Siéntate cómodamente, pon una mano sobre tu pecho y la otra en tu abdomen ( de forma que tu meñique de tu mano de arriba toque el pulgar de la mano de abajo).

2.- Inspira suavemente y lentamente por la nariz ( 3-4 segundos), nota como se llenan tus pulmones y cómo estómago y abdominales salen hacia afuera empujando tus manos.

3.- Repite este ciclo 5 veces, descansa y repite de nuevo otras 5 veces más.

Se recomienda que se practique diariamente, no cuando te de un ataque de ansiedad. De esta forma nuestro autocontrol emocional será mayor.

Cuando te dé un ataque de ansiedad, haz la respiración consciente de otra forma,  ya que estamos hiperventilando:

1.- Siéntate cómodamente, pon una mano sobre tu pecho y la otra en tu abdomen ( de forma que tu meñique de tu mano de arriba toque el pulgar de la mano de abajo).

2.-Toma el aire más lentamente ( 4- 5 segundos) y manténlo dentro durante 2-3 segundos y suelta el aire por la boca muy despacito, cómo si fueses a soplar flojito ( 6-7 segundos).

3.- Haz una pausa durante 3- 4 segundos hasta la próxima inspiración.

Si ves que te resulta complicado, utiliza una bolsa de plástico y respira dentro de ella, el objetivo recuperar el equilibrio entre el oxígeno y el dióxido de carbono.

Os aconsejo este vídeo de youtube:

 

 

 

 

 

 

 

 

Me han diagnosticado depresión, ¿y ahora qué hago?

Los trastornos depresivos engloban los siguientes (DSM-5 ):

  • TRASTORNO DE DISREGULACIÓN EMOCIONAL DISRUPTIVO.
  • TRASTORNO DEPRESIVO MAYOR.
  • TRASTORNO DEPRESIVO PERSISTENTE ( DISTIMIA).
  • TRASTORNO DISFÓRICO PREMESTRUAL.
  • TRASTORNO DEPRESIVO INDUCIDO POR SUSTANCIAS.
  • TRASTORNO DEPRESIVO DEBIDO A OTRA CONDICIÓN MÉDICA.
  • OTRO TRASTORNO DEPRESIVO ESPECIFICADO.
  • TRASTORNO DEPRESIVO NO ESPECIFICADO.

Una vez que conocemos el diagnóstico, buscamos una intervención que se adapte a la persona.

¿Cuáles son las intervenciones más frecuentes?

  • Tratamiento farmacológico.
  • Terapia psicológica.
  • Tratamiento farmacológico más terapia psicológica.

El tipo de intervención que se llevará a cabo, dependerá de diversos factores que tendrá que ser evaluados por el especialista, pero lo ideal es la combinación de ambos. Por diversos motivos:

1.- El tratamiento farmacológico te permite un cambio, pero puntual, que termina cuando termina el efecto de la medicación.

2.- La terapia psicológica, en concreto la terapia cognitivo- conductual, favorece un cambio en tu hábito de vida, un cambio de pensamiento y de conducta.

3.- Si sólo utilizas el tratamiento farmacológico, la persona se habrá habituado al tratamiento, repercutiendo en lo siguiente:

  1. Anulando el efecto o generando dependencia farmacológica ( adicto al medicamento). Lo que será incluso más perjudicial a la larga, que si lo acompaña de terapia psicológica.

¿ De qué depende la eficacia del tratamiento?

De la predisposición del paciente hacia el cambio, es decir de su implicación. No existen tratamientos eficaces si la persona no pone de su parte y no se implica al 100% por el cambio.

A continuación ,os dejo un vídeo ilustrativo que apoya  el tratamiento farmacológico junto con la terapia psicológica y te explica de forma ilustrativa qué es y qué no es la depresión.

 

 

El maltrato existe en mujeres y también en los hombres.

Cuando hablamos de maltrato, de forma inconsciente pensamos en las mujeres. Actualmente, hay numerosos casos de hombres maltratados que se esconden con más frecuencia que las mujeres.

Estos casos son frecuentes de ver en el ámbito de la consulta privada.

El feminismo es una corriente que favorece la igualdad de ambos géneros que es diferente al hembrismo y al machismo, que favorecen a un sólo género: el hembrismo a la mujer y el machismo al hombre.

Ambas formas de maltrato, ya sea en hombres como en mujeres son muy parecidas. Os recomiendo que veáis el siguiente vídeo de más abajo, y que luchemos todos por ser feministas.

NO LO OLVIDES:       

FEMINISMO = IGUALDAD DE HOMBRES Y MUJERES, IGUALDAD EN OPORTUNIDADES Y EN DERECHOS, YA QUE AMBOS SOMOS SERES HUMANOS.

NO A LA VIOLENCIA  DE GÉNERO, ES DECIR NO A LA VIOLENCIA MACHISTA O HEMBRISTA

 

 

Inventario de Depresión de Beck ( BDI)

En este cuestionario aparecen varios grupos de afirmaciones. Por favor, lea con atención cada una. A continuación, señale cuál de las afirmaciones de cada grupo describe mejor cómo se ha sentido durante la última semana , incluido el día de hoy. Si dentro de un mismo grupo, hay más de una afirmación que considere aplicable a su caso, márquela también. Asegúrese de leer todas las afirmaciones dentro de cada grupo antes de efectuar la elección.

  1. Escoja una opción
    1. No me siento triste.
    2. Me siento triste.
    3. Siempre me siento triste y no puedo quitarme la tristeza de encima.
    4. Me siento tan triste e infeliz que no puedo soportarlo.
  2. Escoja una opción
    1. No me siento especialmente desalentado ante el futuro.
    2. Me siento desalentado ante el futuro.
    3. Siento que no hay nada que me haga ilusión.
    4. Siento que no tengo ninguna esperanza en el futuro y que las cosas no pueden mejorar.
  3. Escoja una opción
    1. No me siento fracasado.
    2. Me siento más fracasado que la mayoría de las personas.
    3. Al mirar atrás, en mi vida veo muchos fracasos.
    4. Siento que como persona soy un fracaso absoluto.
  4. Escoja una opción
    1. Las cosas me siguen satisfaciendo igual que antes.
    2. Las cosas no me hacen disfrutar como antes.
    3. Ya no encuentro verdadera satisfacción en nada.
    4. Todo me incomoda o aburre.
  5. Escoja una opción
    1. No me siento particularmente culpable.
    2. Me siento culpable en muchas ocasiones.
    3. Me siento culpable la mayor parte del tiempo.
    4. Siempre me siento culpable.
  6. Escoja una opción
    1. No siento que esté siendo castigado.
    2. Siento que puedo ser castigado.
    3. Espero ser castigado.
    4. Siendo que estoy siendo castigado.
  7. Escoja una opción
    1. No me siento decepcionado conmigo mismo.
    2. Me siento decepcionado conmigo mismo.
    3. Estoy asqueado conmigo mismo.
    4. Me odio.
  8. Escoja una opción
    1. No creo que sea peor que cualquier otra persona.
    2. Soy crítico conmigo mismo acerca de mis debilidades o errores.
    3. Siempre me estoy culpabilizando por mis fallos.
    4. Me culpabilizo de todo lo malo que sucede.
  9. Escoja una opción
    1. No pienso en suicidarme.
    2. Pienso en el suicidio, pero no lo llevaría a término.
    3. Quisiera suicidarme.
    4. Me suicidaría si tuviera oportunidad de ello.
  10. Escoja una opción
    1. No lloro más de habitual.
    2. Lloro más de lo que solía.
    3. Ahora siempre estoy llorando.
    4. Antes solía llorar, pero ahora no puedo llorar aunque lo desee.
  11. Escoja una opción
    1. Las cosas no me irritan más de lo que me irritaban antes.
    2. Estoy algo más irritado que de costumbre.
    3. Estoy irritado gran parte del tiempo.
    4. Siempre estoy irritado.
  12. Escoja una opción
    1. No he perdido el interés por las demás personas.
    2. Estoy menos interesado en las otras personas de lo que solía estarlo.
    3. He perdido gran parte de mi interés en las otras personas.
    4. He perdido todo mi interés en las otras personas.
  13. Escoja una opción
    1. No tengo ningún problema en seguir tomando decisiones.
    2. Pospongo tomar decisiones más de lo que solía hacerlo.
    3. Tengo mucha más dificultad que antes en tomar decisiones.
    4. Soy incapaz de tomar decisiones.
  14. Escoja una opción
    1. No creo que tenga peor aspecto que antes.
    2. Me preocupa el hecho de volverme viejo o poco atractivo.
    3. Siento que hay cambios permanentes en mi apariencia que me hacen poco atractivo.
    4. Creo que soy feo.
  15. Escoja una opción
    1. Puedo realizar mis tareas como antes.
    2. Me cuesta un esfuerzo extra ponerme a hacer algo.
    3. Tengo que esforzarme mucho si quiero hacer algo.
    4. No puedo hacer ningún trabajo.
  16. Escoja una opción
    1. Puedo dormir tan bien como siempre.
    2. No puedo dormir tan bien como antes.
    3. Me despierto 1 o 2 horas antes de lo habitual y me cuesta volver a dormir.
    4. Me despierto varias horas antes de lo habitual y ya no puedo volver a dormir.
  17. Escoja una opción
    1. No me canso más de lo habitual.
    2. Me canso con más facilidad de la acostumbrada.
    3. Me canso si hago cualquier cosa, por pequeña que sea.
    4. Estoy demasiado cansado para hacer algo.
  18. Escoja una opción
    1. Sigo teniendo el mismo apetito.
    2. Mi apetito ha disminuido.
    3. Apenas tengo apetito.
    4. Ya no tengo ningún apetito.
  19. Escoja una opción
    1. No he perdido nada de peso.
    2. He perdido más de 2 kilos de peso.
    3. He perdido más de 5 kilos de peso.
    4. He perdido más de 7 kilos de peso.
  20. Escoja una opción
    1. No estoy más preocupado de lo habitual por mi salud.
    2. Me preocupan mis problemas físicos como dolores, malestar en el estómago o estreñimiento.
    3. Me preocupan tanto mis problemas físicos que me resulta difícil pensar en otra cosa.
    4. Me preocupan tanto mis problemas físicos que no puedo pensar en otra cosa.
  21. Escoja una opción
    1. Recientemente no he notado cambios en mi interés por el sexo.
    2. Tengo menos interés por el sexo del que solía tener.
    3. Casi no tengo interés por el sexo.
    4. He perdido completamente mi interés por el sexo.

La cumplimentación de este cuestionario interactivo no reemplaza en ningún caso una evaluación formal a cargo de un profesional de la salud.

¿Cómo interpretar el resultado?

El cuestionario consta de 21 preguntas, proporcionando cada pregunta una puntuación entre 0 y 3 (Opción1: 0; Opción 2: 1; Opción 3: 2 y Opción 4: 3). La puntuación máxima posible es por tanto 63. Los puntos de corte sugeridos para interpretar el resultado obtenido son los siguientes:

Puntos de corte sugeridos
00–10 Considerado normal
11–16 Ligero trastorno emocional
17–20 Depresión clínica borderline
21–30 Depresión moderada
31–40 Depresión severa
MÁS DE 40 Depresión extrema